Ayuntamiento de Madrid - San Blas-Canillejas

Paco Cañeque, la experiencia en el banquillo del Infantil E

Paco Cañeque (72) es uno de los entrenadores más veteranos de la EDM San Blas junto a Ricardo Fernández y Juan del Pino. Nació en Camarma de Esteruelas (Madrid) y vivió en Loeches, entre otros municipios. Su historia es de inmigración en Alemania, como tantos otros compatriotas, donde trabajó casi 20 años y se formó como entrenador de fútbol. Este año entrena al Infantil E, un equipo que va muy bien y aspira a ganar la liga y el ascenso de categoría.

Paco Cañeque
Paco Cañeque
Infantil E Infantil E Infantil E Infantil E Infantil E Infantil E Infantil E Infantil E

El entrenador del Infantil E de la EDM San Blas es un tipo simpático, entrañable, de la vieja escuela, ni un mal gesto ni una salida de tono. Humilde, trabajador y con la premisa del respeto como lema de vida. Conceptos quizá aprendidos en Rowley, la localidad de Stuttgart donde emigró a principios de los 70 para buscarse la vida en una fábrica textil de bobinas de hilo.

En Alemania jugó al fútbol federado en una liga de equipos españoles en plena Selva Negra, en el corazón de Europa junto al valle del Rin, un lugar paradisíaco para la práctica de nuestro deporte favorito, donde empezó en los banquillos. “Entrenaba a chicos y chicas infantiles, siempre tuve gusto por preparar y aprender juntos entrenador y jugadores”, comienza diciendo Cañeque.

A principios de los 90 retornó a España, recalando en el distrito en los orígenes de la actual EDM San Blas , en el campo de las banderas de la Avenida de Guadalajara.

Entrené precisamente a los dos hijos del presidente Jesús Gutiérrez en la categoría infantil, el pequeño tenía mayor afición por el fútbol. El presidente jamás se metió en mi trabajo y me respetaba, entonces la EDM echaba a andar y estuve tres temporadas consecutivas, lo dejé porque no podía compatibilizar con el trabajo”, aunque en ese periodo entrenó un equipo de juveniles en Coslada y después al Polígono H. Volvió a hace dos temporadas, también en infantiles.

“Llevo dos años con el mismo grupo de jugadores, ahora son de segundo año y vamos líderes en el grupo con serias aspiraciones de ascender de categoría. El año pasado lo pasamos mal, eran de primer año y jugando en un grupo duro, pero ganamos cinco partidos seguidos”, recuerda.

En la temporada actual el Infantil E va de cine, equipo máximo goleador y pocos goles en contra. “La plantilla no es muy técnica, pero físicamente se salen, los partidos los ganamos todo en las segundas partes, acaban siempre bien y tengo 18 luchadores que lo dan todo”.

La plantilla uno a uno

Infantil E
Infantil E

Bajo los palos están Crespo y Castro, este último ha estado de baja por operación en las rodillas, los dos son buenos y van muy bien por abajo, no tanto por arriba, falta un poco de seguridad y juegan bien con los pies, esto es importante.

En la defensa están Morales y Peñacoba, grandes centrales; Manzano, muy seguro y rápido; Miha muy bien por el centro y Nogales, marcador nato que aburre a los contrarios. En la media cuenta con Castellón, máximo goleador, rápido al contraataque y buen uno contra uno. Rivas, batallador, trabajador y con buen tiro. Lucas es un todo terreno, vale para todo y solo le falta dominar. Mena, muy buen jugador por la izquierda y goleador. Por último Tejero, gran ayuda al lateral derecho, juega de tapón.

En la delantera tiene a Cubillo, muy rápido por la banda derecha; Martín, también por la derecha y buen jugador. Rodríguez un goleador y oportunista ambidextro al que le cuesta subir. Peromingo, con una buena izquierda, rápido, puede jugar de lateral. Por último Aranda, un delantero rápido al que solo le falta soltar el balón. A su lado le ayudan Juan Carlos y Navarrete, que entrena a los porteros.

Cañeque dice que su máximo objetivo es ganar la liga, para eso luchamos, el acenso está asegurado, y nos lo jugamos todo con La Concepción, el único partido que perdieron y otro empatado.

“Los padres y los chicos están muy ilusionados, nunca han ganado nada y salvo catástrofe ascenderemos si ganamos todos los partidos. Quiero seguir en esto del fútbol, en casa no pinto nada y enseñar a los chicos que el respeto es la base de todo, sin este concepto no se puede practicar deporte con garantías”, finaliza.